Suits & Shirts Suits & Shirts
Se trata de una idea original, singular y de vanguardia en el universo del lujo. Hace unos diez años, Philippe de Beauvoir decide convertir Le Bon Marché en un lugar único con una identidad fuerte. Renovó ese lugar mítico de la Rive Gauche de la capital francesa para ofrecer una gama amplia y alta de productos, con una nueva imagen y la apertura de sus espacios a nuevos campos de creación. Este proyecto de tranformación de “el más pequeño de los grandes almacenes parisinos” en un lugar único podía parecer ambicioso, incluso no factible. En otras riberas, en otras capitales y en otros países, la iniciativa no se tomó muy en serio…pero hoy los resultados hablan por si mismos. Le Bon Marché es ahora sin duda reconocido en el mundo entero por su oferta, su atmósfera peculiar y los eventos que organiza. Al Bon Marché se va a hacer mucho más que la compra. Siempre hay nuevas campañas, marcas exclusivas y exposiciones inéditas. Cada espacio de la tienda está pensado como una boutique concept. El sótano se convierte en L’ Entretemps, dedicado a la cultura, al ocio y al universo del niño gracias a un espacio lúdico llamado Les Trois Hiboux. L’Espace Baltasar es como otra tienda dentro de Le Bon Marché, con su propia entrada y un código gráfico basado en el azul Baltasar, inspirado en el interior de una biblioteca, el nuevo espacio es el lugar de la moda masculina. Le Théâtre de la Beauté y L’accessoire son otros espacios propios y L’appartement de la mode nació de la voluntad de invitar a las mujeres a un espacio organizado por estilos. Creadores contemporáneos, estilos femeninos y sofisticados o el lujo depurado se mezclan en una atmósfera moderna y refinada en el centro de la tienda. Le Bon Marché es percibida como una tienda a parte entre los que hacen la moda y los que la llevan. Hoy, los compradores profesionales y los estilistas de Le Bon Marché se encargan de buscar y seleccionar a través el mundo las nuevas marcas raras o poco difundidas. Jóvenes creadores han empezado en Le Bon Marché, como Charles Anastase, el belga Kris van Assche, ex asistente de Hedi Slimane. Le Bon Marché es orgulloso de tener buenas amistades con los creadores de moda. Esas historias dan lugar a apasionantes intercambios que desembocan muchas veces en proyectos artísticos de grande calidad. Los servicios de Le Bon Marché marcan la diferencia. Para algunos de los clientes los aparcacoches son ahora ineludibles. En noviembre de 2004, Le Bon Marché innovaba con un servicio inédito para sus clientes, hasta ahora reservado a las actrices de cine y otras celebridades. Con cita previa, en un salón en l’Appartement de la Mode, un estilista de la empresa Vendôme Services, especializado en el consejo personalizado, recibe y propone una selección de ropa y complementos en venta el Le Bon Marché, según las directrices que la cliente le habrá dado antes por teléfono. Todas las pruebas se realizan en este espacio privilegiado. Se hacen unas pausas para comer algo o maquillarse a lo largo de esas sesiones que pueden durar entre 2 horas y un día entero. LE BON MARCHÉ En Paris, 24, rue de Sèvres visita su web en: lebonmarche.fr

0 comentarios:

Publicar un comentario