El cine vuelve a ser protagonista en Los Goya Suits & Shirts Suits & Shirts

El cine vuelve a ser protagonista en Los Goya

El cine español volvió a brillar y esta vez como nunca. Actores españoles premiados por todo el mundo, grandes producciones que arrasan cual tsunami por las taquillas internacionales o películas que aún sin decir una palabra expresan mucho más que series torrentianas.



Si en la gala del año pasado, tuvimos que hablar de los excesos por parte de muchos actores, que se lo digan a Agustín Jimenez, también pudimos disfrutar de un fantástico esmoquin de Gucci que lucio como nadie Quim Gutierrez.

Este año el cine ha sido el protagonista, a muchos actores les molesto que se hablara más de la alfombra roja que de las producciones. La culpa no fue nuestra.... Este año la sobriedad ha sido la tónica, pero aunque a muchos bloggers les moleste, por falta de creatividad en los estilismos, si que hubo apuestas innovadoras, pero este año nadie quería equivocarse, bueno excepto el de siempre.


Quim Gutierrez creo que otra vez demostró que posar es lo suyo. Con su pose ensayada, como Elsa Pataky, sabe que de esta manera luce su atuendo y demuestra ese estilo chulesco y desenfadado.

Sorprendente su abandono por la casa Gucci para utilizar a Dolce & Gabbana, siendo sinceros, a este chico le gusta la moda, ya ha sido imagen de alguna firma.

Su esmoquin de solapas en pico, la acertada largura de los pantalones y el tener el fit adecuado, le convierten en el mejor look de la noche.


Miguel Ángel Silvestre tampoco sería una mala elección para ser el más elegante de la gala.

El esmoquin cruzado de Armani era sublime, el acierto radica además en la combinación de tejidos.

La longitud de las mangas, el largo de los pantalones y los zapatos haciendo un efecto panel de abeja, es muy elegante.

Muchos diréis que falta un pañuelo blanco en el bolsillo del pecho, un error, desviaría la imagen conjunta del estilismo, el look de Miguel Ángel Silvestre es impecable tal y como fue, sin necesidad de complementos.

Todo un acierto que nos hace olvidar el pantalón de chandal del año pasado.


Mario Casas, fue la gran sorpresa de la noche. Este esmoquin tiene muchos aciertos, el primero que pasará por desapercibido a más de uno, es la altura del botón de la americana.

La tendencia este año es de botones a una altura baja, Mario eligió muy bien este conjunto de Emporio Armani.

Los zapatos otro acierto, saliendo de la norma de calzado con puntera redonda que predominó durante la noche, el actor se presentó con un calzado de Louboutin. Alguno ya habréis criticado el largo del pantalón, mal, este pantalón no es de corte pitillo, un largo a la altura del tobillo le restaría altura y sería un error.

El peinado otorga otro punto positivo.


Marc Clomet con un esmoquin de Prada fue muy elegante a la gala, simplemente un par de errores le impiden haber alcanzado una mayor gloria.

Tanto la americana como la pajarita, la gran protagonista de la noche, fueron muy acertadas, en serio da gusto comentar que la largura de las mangas es correcta, me había acostumbrado a decir lo contrario.

Los pantalones necesitaban un recorte, frase de la noche, al igual que el peinado del señor Clomet, quizás estaba imitando a Imanol Arias en la pasada noche vieja...


José Lamuño, parecía sacado de la película Ganster Squad, el esmoquin de Pedro del Hierro, parecía sacado de los años cuarenta.

No es una crítica, todo lo contrario, creo que este actor y modelo ha encontrado su talle adecuado.

Como punto negativo, el pañuelo, la forma de doblarlo parecía mas un pañuelo de nariz que de seda.

Pero me reitero en la elegancia del señor Lamuño, el low cost puede ser un acierto.


No era la noche de Paco León, era de su hermana y de su madre.

Por eso su esmoquin tenía que tener un estilo que fuera elegante, pero recordado y lo consiguió.

Su mezcla de firmas es realmente sorprendente, pero el resultado es sensacional. La pajarita junto con la americana eran de Ferragamo. La camisa blanca de puño doble pertenecía a la firma Loewe, para rematar el estilismo los zapatos y los pantalones de Dior Homme.

Nunca tantas firmas se fusionaron para crear tal elegancia.


Raúl Arevalo era una de mis grandes apuestas, el año pasado con un esmoquin de Dsquared Classic y con el detalle del broche bajo la solapa del bolsillo del pecho me pareció un acierto.

Pero este año tengo mis dudas que asistiera con el mismo esmoquin, no por ser de Dsquared Classic, sino porque parece el mismo.

Javier Cámara estuvo muy correcto con un esmoquin de Gucci.


Se debe aplaudir a los que decidieron apostar por la moda española, Do Rego & Novoa fue la gran vencedora con un gran número de actores que llevaron desde pajaritas hasta trajes. Un acierto.






0 comentarios:

Publicar un comentario