Buenas... perdón por la tardanza pero problemas laborales me impidieron poder mostraros nuevas noticias. En tiempos de crisis siempre proliferan nuevas riquezas emergentes, en tiempos de crisis que parezca que eso no va con la gente, y lo digo porque vaya dos semanas de inauguraciones, Kenzo, Oscar de la Renta y Tiffany’s & Co han abierto tiendas en Madrid.
Increible no?, pues sí pero cierto. De Tiffany’s poco hay que decir mundialmente conocida gracias a la pelicula conocida en España "Desayuno con Diamantes" de Blake Edwars, en su versión original "Breakfast at Tiffany’s" La tienda esta ubicada en la calle José Ortega y Gasset 10, a la inaguración asistieron diversos famosos y medios de comunicación, el resto de los mortales cada vez que nos desplacemos a la capital, imitaremos a Audrey Hepburn mirando el escaparate y deseando el paraiso. Y siguiendo en un estado mistico apartemos a un lado a Audrey y volquemos nuestra atención sobre otro grande Oscar de la Renta. Este Dominicano que se formó en el mundo de la moda en España paseando con su amigo Balenciaga por las calles de Madrid donde justamente implanto su tienda esta semana pasada. En 1965 fundo su empresa y ese mismo año presentó su primera colección, su linea de ropa. Tras haber trabajado en Paris para Lanvin y en New York para Elizabeth Arden, pudo cumplir su sueño, el comienzo de un imperio.

Su exitosa carrera se ha visto respaldada por numerosos premios y cargos importantes. De la Renta fue elegido dos veces presidente del Consejo de Diseñadores de América en las décadas de los 70 y 80, fue designado por el CFDA como Diseñador del Año 2000, recibió el Premio Leyenda Viviente, dos premios Críticos Americanos de Moda Coty e incluso un Salón de la Fama Coty. En España ha recibido en el 2002 el popular premio Aguja de Oro.

A sus grandes e importantes logros en el ámbito del diseño de moda femenina cabe añadir que Oscar de la Renta ha abierto con igual éxito su empresa a otros campos, como la ropa de hombre, los accesorios o los perfumes. Ya en 1977 inició esta línea de negocio al lanzar al mercado Oscar, su primera fragancia destinada a las mujeres. No se detiene aquí y en años sucesivos se dedica a crear perfumes también para los hombres. Siguiendo esta tendencia, en 1980 aparece Lui y el famoso Oscar for men ve la luz a finales de la década de los 90. Y por último pero no menos importante Kenzo Tokada. Comenzó su vida profesional realizando trabajos de moda para unos grandes almacenes de la capital nipona. Recuerda esta etapa de su vida como una época especialmente dura y difícil, pues su familia se oponía a que se dedicara al diseño por estar mal visto que un hombre estudiara costura. Se graduo en la prestigiosa escuela de moda de Tokio, Bunka fashion college. Visto lo difícil que le iba a resultar salir adelante, en 1965 se instaló en París, donde empezó haciendo diseños para unos grandes almacenes y para otros diseñadores. Cinco años después de su llegada a la capital del Sena, abrió su propia boutique, llamada 'Jungle Jap', y diseñó su primera colección a base de algodones japoneses de vivos colores. Bueno y esto ha sido todo, por hoy, espero no tardar tanto en implantar noticias, y si alguien necesita un escaparatista o dependiente para su tienda, nada una charla un café y a trabajar.
Esta tienda de regalos forma parte del Empire State Building. Esta tienda que se trasladó de la planta 86, a un espacio de casi 300 metros cuadrados sobre el piso 80. Aquí, los visitantes hacia la cima tienen el acceso fácil a la tienda. El diseño de la tienda fue creado para girar alrededor de la arquitectura del edificio y la historia. El espacio renovado ofrece un giro contemporáneo al art decó, incorporando el modelo de suelo fundamental turquesa en color, prismático del período y candelabros de pared. Como podéis observar la luz y el color crean sensación de mayor espacio lo que conjuga con la idea de que estamos en un rascacielos. La concepción de una tienda lógicamente con productos relacionados con el edificio era una opción racionable, pero el echo de combinarlo con un museo me parece una ampliación del concepto de tienda que conocemos.