Suits & Shirts Suits & Shirts
Giorgio Armani ha roto todos los esquemas. Aunque la crisis esté pisándonos los talones y la burbuja inmobiliaria parezca estar a punto de estallar, el diseñador italiano no ha puesto ningún reparo a la hora de lanzarse a la piscina y acaba de anunciar la apertura de su próxima tienda en la Quinta Avenida de Nueva York para el día 18 de febrero.

La cosa no tendría mayor importancia si no fuera porque se trata de una mega tienda formada por cuatro pisos y en la que se podrán encontrar todas las líneas de la firma. Para dar mayor énfasis al lanzamiento de la tienda, Armani ha creado una edición limitada de productos con el sello ‘Armani/5th Avenue’.

El edificio, anteriormente propiedad de Hugo Boss, y que albergará tan prestigiosa tienda ha sido renovado por completo, tanto en el interior como en el exterior, siendo quizá este último aspecto el más importante. Visto desde fuera parece una especie de cubo de vidrio en el que se reflejan los rascacielos y el tráfico colindante. El diseño del proyecto, en el que participó el propio Armani, ha corrido a cargo de los arquitectos Doriana y Massimilano Fukas, quiénes han sido las mentes creativas de otros interesantes proyectos como el edificio Chater House ubicado en Hong Kong (China) o la Torre Ginza en Tokio (Japón).
Ésta última torre fue inaugurada el 6 de noviembre de 2007 con el mismo concepto de su última tienda neoyorquina. Mide más de 6.000 metros cuadrados repartidos en 12 pisos a los que se suma un parking subterráneo de dos plantas. La novedad más importante es que incluía el primer spa de la casa.
Un delicioso pastel de cuatro pisos
La tienda de la Gran Manzana, que se podrá disfrutar desde el próximo 18 de febrero, se ha distribuido en cuatro plantas. El primer piso está dedicado por completo a la colección de mujer, así como a una línea de cosmética y perfumería de alto lujo de la firma. El segundo, en cambio, recoge las propuestas para hombre. Ambos cuentan con un área VIP para clientes exclusivos. En la zona más alta del establecimiento habrá un restaurante iluminado de forma estratégica coronado por un filtro de color ámbar desde el que divisar de una magnífica vista de Nueva York con la Quinta Avenida y Central Park como protagonistas.
“Quería transmitir un mensaje de cambio. De este modo he seguido la tendencia actual de mezclar géneros, yuxtaponiendo elementos de diferentes colecciones y con precios para todos los gustos” ha comentado el diseñador a la vez que puntualiza que “se puede decir que es una provocación de movimiento, uniendo en el mismo lugar y con el mismo mobiliario, sin límites visibles, las diversas colecciones que se combinan para dar forma al universo Armani”.

0 comentarios:

Publicar un comentario